Tel.: +34 985 84 94 45 | E-mail: info@hotellacepada.com
slidernaturaleza940x220

Reservas / Bookings

Habitaciones / Rooms

Adultos
Niños

Código promo. / Promo code

Buscar

Naturaleza

En el entorno del Hotel La Cepada se respira naturaleza por los cuatro costados. Desde las suaves faldas de las montañas que rodean al hotel hasta los magnificos Picos de Europa se suceden escenarios de leyenda con ríos, valles, fauna y flora y, por supuesto, las cercanas playas y los imponentes acantilados de la costa asturiana. Un escenario magnifico para descubrir uno de los rincones más bonitos de España.

Parque Nacional de los Picos de Europa

Es el primer Parque Nacional que se creó en España, en julio de 1918. Inicialmente, ocupaba una superficie de 17.000 hectáreas, correspondientes al Macizo Occidental, también llamado del Cornión. Más tarde, en 1995, se amplió su extensión abarcando los otros dos macizos de los Picos, el Macizo Central o de los Urrieles y el Macizo Oriental o de Ándara, además de los valles adyacentes, pasando a ocupar una superficie de 65.000 hectáreas, lo que lo convierte en el mayor de España.

El Centro de Interpretación del Parque, Casa Dago, en Cangas de Onís, permite al visitante conocer de primera mano los secretos de este espectacular enclave.

Parque Natural de Redes

El Parque Natural de Redes, declarado en 1996, está situado en el sector de montaña centro-oriental de Asturias, abarca los términos municipales de Caso y Sobrescobio. La riqueza ambiental del Parque de Redes se manifiesta en una multitud de paisajes y contrastes. Pueden observarse formaciones de origen glaciar, como morrenas o circos, formas kársticas en cuevas y lapiaces; amplios campos de pasto, montes y frondosas masas boscosas. Cuenta con una superficie arbolada que ocupa el 40% de su territorio. Destacan cumbres como el Picu Torres, el Retriñón, la Peña`l Vientu, Cantu l’Osu o el Tiatordos.

Lo mejor para conocer todas las alternativas paisajísticas es acercarse al Centro de Interpretación del Parque situado en Campo de Caso.

Paisaje Protegido de la Sierra del Cuera

El Paisaje protegido de la Sierra del Cuera es un cordal de roca caliza que discurre paralelo a la costa. Conforma un claro ejemplo de sierra litoral donde las condiciones propias de montaña se vean modificadas por la cercanía del mar.

De su extraordinaria belleza destaca el paraje del Mazucu así como su cota más alta, el Pico Turbina, con 1.315 m.

El Paisaje Protegido de la Sierra del Cuera, en el oriente de Asturias, abarca las localidades de Cabrales, Llanes, Peñamellera Alta, Peñamellera Baja y Ribadedeva.

Parque Natural de Ponga

El Parque Natural de Ponga constituye un territorio de relieve complejo, con altitudes oscilantes entre los 300 m y los más de 2.100 m de Peña Ten. Entre sus alineaciones montañosas más importantes destaca el sector de la Cordillera Cantábrica que forma su límite meridional y que constituye la divisoria de aguas entre las cuencas del Sella y del Duero, albergando picos tales como El Abedular (1.813 m), Les Pandes (1.879 m) y, Peña Ten (2.142 m), entre otros. El Cordal de Ponga forma su límite occidental e incluye cumbres notables, tales como Maciéndome (1.899 m), Tiatordos (1.951 m), y Campigüeños (1.838 m) entre otros.
Los ríos más importantes del concejo son el Sella, que atraviesa la zona oriental del territorio para seguir su curso por Amieva, y el Ponga que recorre el concejo de sur a norte. Entre los afluentes locales del Sella destacan el arroyo Roabin, río Mojizo, río Porciles y Santa Bustia. Los afluentes más importantes del Ponga son los ríos de Taranes y del Valle Moro. La mayor parte de estos valles fluviales son angostos y sus laderas presentan pendientes muy elevadas, siendo los casos más espectaculares el Desfiladero del Ponga y el Desfiladero de los Beyos.

Las vías de comunicación principales son las carreteras N-625 (Cangas de Onís-Riaño), que discurre siguiendo el curso del río Sella, y la AS-261 (Puente de los Grazos-Beleño). Además otras carreteras locales y pistas comunican entre sí buena parte de los núcleos de población y las zonas altas de la subcuenca del Ponga (Río de Ventaniella) o del Monte Peloño.

Reserva Natural Parcial de Peloño

El Bosque de Peloño es uno de los espacios forestales más emblemáticos de Asturias. Constituye un espectáculo cromático único en el otoño por su frondosa masa boscosa de especies autóctonas.

Sus límites representan prácticamente la cuenca de recepción del arroyo de la Canalina, cuya altitud máxima corresponde a Peña Pileñes (2.012 m) y la mínima (900 m) al desfiladero que precede a la confluencia del arroyo citado con el río Mojizo. El suelo se caracteriza por la superposición de dos unidades litológicas, una masiva y resistente de cuarcitas y calizas de montaña y otra constituida por materiales tipo pizarra. Su combinación da paso a estructuras cabalgantes que se repiten en todo el sector, y como en el resto de la Cordillera, se observan huellas del modelado glaciar en sus circos y pequeñas morrenas.

En su corta extensión, cada rincón guarda una sorpresa, como la Majada de Arcenorio, con su ermita de Nuestra Señora o la impresionante Peña Ten.

Paisaje Protegido de la Sierra del Sueve

La Sierra del Sueve es un macizo calcáreo, que surge junto al mar, lo cual le confiere una gran singularidad, dando lugar a grandes contrastes. En el sector más oriental, aparecen las pizarras, calizas y areniscas creando suaves valles formados por el paso de los ríos y que contrastan con la abruptuosidad de la parte más oriental, en la que dominan las cuarcitas. En la zona central, la caliza de montaña se transforma en las espectaculares dolinas o formas kársticas, que constituyen el rasgo morfológico de mayor interés de la Cordillera del Sueve.

Paisaje Protegido de la Costa Oriental

La belleza natural del paisaje de la Costa Oriental asturiana se ve incrementada por el atractivo encanto de los pueblos de la zona, que cuentan con un gran valor patrimonial, cultural e histórico. Los yacimientos prehistóricos, la impresionante arquitectura indiana, la existencia de numerosas playas de fina arena y el templado clima que se disfruta, han convertido este espacio en uno de los más visitados y con mayor interés turístico de la región. Esta estrecha franja costera se caracteriza por sus playas, acantilados y las rasas o sierras planas. En ocasiones, las playas se esconden en pequeños fiordos o se abren en hermosas ensenadas. Destacan las playas de Niembro, Buelna o Ballota, entre las más de treinta que existen en el litoral privilegiado de Llanes.

 

Más información en www.asturias.es