Tel.: +34 985 84 94 45 | E-mail: info@hotellacepada.com
slidercultura940x220

Reservas / Bookings

Habitaciones / Rooms

Adultos
Niños

Código promo. / Promo code

Buscar

Cultura

Son numerosos los monumentos y manifestaciones artísticas que rodean al Hotel La Cepada. Con paciencia y ganas de conocer cosas nuevas, la Comarca de los Picos de Europa ofrece un sinfín de posibilidades para los amantes del arte y la cultura.

Real Sitio de Covadonga

Covadonga es sin duda el enclave más destacado del concejo de Cangas de Onís y de toda Asturias, por su papel en la Reconquista, sus espectaculares paisajes  y su importancia como lugar de culto desde tiempos anteriores al cristianismo.

El hecho más reseñable en la historia del lugar es indudablemente la victoria de Pelayo en el año 722 sobre las tropas musulmanas en la batalla de Covadonga, que dio lugar al inicio de la Reconquista.

Hoy, la Basílica y la Santa Cueva son dos importantes reclamos que atraen cada año a cientos de miles de fieles y curiosos.

Puente de Cangas de Onís

Este puente, erróneamente denominado ‘Puente Romano’ es el monumento más destacado y conocido de Cangas de Onís.

El puente, tal y como lo conocemos hoy en día, fue construido en la Edad Media sobre un puente anterior de la época romana, situado en la calzada romana que unía Asturias con Santander (razón por la que dió en ser conocido como ‘Puente Romano’).

Levantado sobre afloramientos rocosos en el lecho del rio que hacen de el un puente solido y seguro, está constituido por 5 arcos, incluido un bonito arco central de gran luz, de cuyo centro cuelga una reproducción de la Cruz de la Victoria.

 

Museo del Jurásico de Asturias


En un lugar privilegiado de la costa del Principado a 155 metros sobre el nivel del mar, se alza el Museo del Jurásico de Asturias (MUJA), un museo singular que, bajo la forma de una gran huella tridáctila de dinosaurio, acoge una de las muestras más completas y didácticas del mundo sobre estos fascinantes reptiles.

Con el “tiempo” como hilo conductor, en el MUJA se muestra la evolución de la vida en la Tierra desde sus inicios hasta la llegada del hombre, haciendo especial hincapié en el Mesozoico o Era de los Dinosaurios y en sus tres períodos: Triásico, Jurásico y Cretácico, a los que hace referencia cada uno de los tres dedos de la gran huella que forma el edificio.

En el MUJA, tan espectacular es el continente como el contenido: El arquitecto Rufino Uribelarrea eligió para el exterior un sistema de láminas de hormigón prefabricado que deja la fachada ciega, a excepción de las puertas de entrada y salida. La cubierta es de cobre viejo, que con el tiempo irá adquiriendo un tono verde integrándose plenamente en el paisaje.

En el interior, una estructura de madera procedente de bosques escandinavos forma un entramado de arcos de medio punto que simulan las costillas de los dinosaurios y ofrecen al visitante la sensación casi mágica de un viaje en el tiempo.

Además el entorno del edificio multiplica las posibilidades de disfrute. Vistas privilegiadas sobre la costa asturiana, zona de juegos infantiles, jardines que permiten paseos entre réplicas de dinosaurios y el Café del MUJA, hacen de la visita al Museo una experiencia única.